Ir al contenido ↓

Memoria Histórica

Excavación de una fosa común en el cementerio de Setenil

junio 2018

Comienza la fase de excavación de una fosa común en el cementerio de Setenil

 

 

            Un equipo científico, contratado por el servicio de Memoria Histórica y Democrática de la Diputación de Cádiz, emprende la localización, delimitación y exhumación de una fosa común en el cementerio de Setenil. El coordinador de esta intervención, el arqueólogo Jesús Román, ha explicado el trabajo que ya se ha resuelto y las diferentes expectativas que se contemplan para las próximas jornadas a la diputada provincial Isabel Moreno, al alcalde de Setenil, Rafael Vargas, vecinos y familiares de represaliados, así como a personal de Diputación. En el equipo técnico también intervienen el antropólogo físico Juan Manuel Guijo, Antonio Domínguez y Manuel Castro.

 

            La fosa sobre la que se interviene presenta una anchura que apenas alcanza el medio metro, por nueve metros de longitud. Ya se han recuperados los restos de dos personas. Hay signos de muerte violenta como acreditan los cráneos con orificios de bala y algún casquillo de proyectil. Se estima que podrán aparecer las osamentas de cinco o seis personas en total.

 

            El origen de este proceso data de 2016. En ese año David Marín solicita la mediación de Diputación para localizar la fosa en la que pueden encontrarse los restos de su bisabuelo: José María Marín Camacho, concejal socialista de Setenil asesinado el 19 de septiembre de 1936. Con anterioridad a esta petición dos investigaciones históricas habían indagado en la represión ejercida en esta localidad de la Sierra de Cádiz.

 

            En primera instancia los historiadores Fernando Romero y Gonzalo Acosta habían localizado un expediente en el Archivo Histórico de la Provincia de Cádiz, en el que se refería el traslado de víctimas de la Guerra Civil española al Valle de los Caídos. En dicho expediente se hacía constar la existencia de fosas, incluyendo seis poblaciones en las que los sepultados procedían de la represión fascista: Alcalá del Valle, Villaluenga del Rosario, Bornos, Rota, Setenil y Torre Alháquime. Los posteriores estudios del historiador José Luis Gutiérrez Molina, sobre los consejos de guerra abiertos contra vecinos de Setenil, terminan por delimitar la magnitud de la violencia.

 

            Se confirma que es una de las poblaciones más castigadas tras la sublevación militar de julio de 1936, tal como se aprecia en los siguientes datos: los tribunales militares instruyeron 95 procedimientos sumarios de urgencia que determinaron 42 fusilamientos (en Cádiz, Jerez y en la propia Setenil), así como penas de cárcel para 39 vecinos. Y es sólo una parte de la tragedia, al no poder precisar el alcance de los asesinatos amparados en los bandos de guerra en los primeros compases de la sublevación.

 

            Diputación pudo atender la solicitud de David Marín. En principio se visitó el cementerio municipal para determinar la posible localización de dos fosas conforme a los indicios aportados por testimonios orales. El posterior empleo de un georradar de la Universidad de Cádiz, bajo la coordinación del profesor Lázaro Lagóstena, termina por acotar la búsqueda en una parcela sobre la que la exploración proyecta los indicios más contundentes de posible enterramiento colectivo. Es, en concreto, una superficie localizada junto al lugar donde se indica el enterramiento de Juan Manuel Vilches Bastida, otro de los setenileños fusilado tras sentencia de Consejo de Guerra.

 

            Cuando se resuelva la intervención arqueológica se procederá al estudio antropológico y la toma de muestras de ADN de posibles familiares, al objeto de buscar si hay concordancia con los restos óseos recuperados. Diputación emprende esta intervención con la colaboración del Ayuntamiento de Setenil. La Junta de Andalucía afrontará el encargo de la identificación genética.

 

Cádiz, lunes 11 de junio de 2018

Agenda de Memoria Histórica

RSS

+ Todos los eventos de la agenda

Dipucadiz en vivo